Asesoría Genética Para El Cáncer: ¿Se Puede Prevenir El Cáncer Hereditario?

Muchas veces pensamos acerca de las cualidades genéticas que nos transmitieron nuestros padres; desde el color de los ojos, o cabello, hasta las pecas.

Pero además de los rasgos físicos, hay más cosas que podemos heredar de ellos.

"Desafortunadamente, las condiciones de salud también pueden heredarse de generación en generación dentro de una familia. Todo está en nuestros genes. Así como heredamos nuestro color de ojos, también podemos heredar un mayor riesgo de desarrollar ciertas enfermedades, incluidos los cánceres", explica Tiffiney Carter, consejera genética del Hospital Houston Methodist.

Por eso es importante conocer los antecedentes familiares de cáncer y saber qué hacer si tienes un mayor riesgo de desarrollar algún cáncer hereditario.

¿Cuándo es hereditario el cáncer?
"El cáncer es una enfermedad genética, causada por cambios que pueden ocurrir en nuestros genes, los cuales generan las instrucciones de todo lo que ocurre en el cuerpo", dice la especialista. "Estos cambios genéticos se pueden adquirir a lo largo de nuestras vidas, o simplemente son los mismos que nos transmitieron nuestros padres antes de nacer”.

Con el tiempo, nuestros genes pueden cambiar mínimamente.

Afortunadamente, la gran mayoría de estos cambios son insignificantes, y no tienen efecto en nosotros.

"Sin embargo, hay que tener en mente que ciertos tipos de cambios genéticos pueden aumentar la probabilidad de que una persona desarrolle cáncer. Este tipo de cambios, o errores, pueden ser adquiridos a lo largo del tiempo, o heredados", explica la especialista del Hospital Houston Methodist.

Los errores genéticos familiares que conducen al cáncer incluso se pueden transmitir de padres a hijos. En este caso, estamos hablando de un cambio genético heredado.

"Se denomina cáncer hereditario, a los cánceres causados por un cambio en un gen o varios genes, que es heredado de padres a hijos”, explica Carter. "Estos cánceres a menudo ocurren en la familia y representan alrededor del 10% de los cánceres diagnosticados cada año".

Los factores que pueden ponernos en un mayor riesgo de desarrollar cáncer hereditario incluyen:

  • Antecedentes personales o familiares de cáncer, que ocurren antes de los 50 años
  • Antecedentes personales o familiares de uno o más diagnósticos de cáncer
  • Antecedentes familiares portando un cambio genético causante de cáncer, como el BRCA1,  BRCA2, o los genes MMR,  PTEN,  TP53, entre otros
  • Antecedentes de cáncer en múltiples parientes cercanos (en un lado de la familia; materno o paterno)
  • Antecedentes personales o familiares de tipos raros de cáncer
  • Ascendencia judía askenazi en uno o ambos lados de la familia

¿Se puede prevenir el cáncer hereditario?
Cuando hablamos de prevenir el cáncer, hay muchos factores de riesgo que podemos evitar, como el exceso de sol, utilizando protectores solares. También podemos evitar ciertos comportamientos o hábitos poco saludables en nuestra alimentación o estilo de vida. Seguir las recomendaciones para la detección o descarte del cáncer, es otra cosa que podemos también hacer.

Sin embargo, hay otros factores de riesgos que son incontrolables. Por ejemplo, un cambio genético con el que nació una persona, y que está relacionado con el cáncer.

"Pero esto no significa que los cánceres hereditarios no sean prevenibles", agrega Carter. "Las personas con antecedentes familiares de cáncer tienen más probabilidades de desarrollar cáncer, pero no necesariamente lo desarrollarán".

Lo realmente importante es ayudar a las personas a determinar su riesgo y reducirlo cuando sea posible.

"Si somos conscientes del riesgo, podemos detectar o descartar el desarrollo de cáncer de manera temprana, y así ofrecer opciones significativas de reducción del riesgo en algunos casos. Es importante recordar que cuando hay predisposición hereditaria o genética, no necesariamente se desarrollará cáncer. Sin embargo, es importante vigilar de cerca estos casos de predisposición genética, ya que, si algo apareciera, lo podríamos atrapar en la etapa más temprana posible, cuando generalmente es curable", agrega Carter.

Y es que hay factores a tomar en cuenta para reducir el riesgo, empezando con consultar a un asesor genético del cáncer.

¿Qué es el asesoramiento genético para el cáncer?
El que haya habido cáncer en tu familia, no significa que tú lo vayas a desarrollar.

"Es muy importante entender cómo tu historial de salud familiar podría afectar tu propia salud", explica la especialista. "Un asesor genético del cáncer puede ayudar a determinar si tus antecedentes familiares de cáncer y genética realmente aumentan tu riesgo de desarrollar cáncer, y en qué medida".

Un asesor genético puede recomendarte maneras de reducir tu riesgo de cáncer, incluyendo:

  • Ser examinado con regularidad, para descartar o detectar el cáncer a tiempo
  • Cirugías preventivas y medicamentos
  • Pruebas genéticas

"A menudo me preguntan sobre las pruebas genéticas, particularmente cuándo se necesitan y si es una buena idea. Y la respuesta corta es: Depende de cada caso", dice Carter.

Las pautas nacionales, al igual que tu consejero, pueden recomendar pruebas genéticas en algunos casos, pero no en todos.

"Las pruebas genéticas pueden ser particularmente importantes, en el caso de que tengas cáncer hereditario, y estés planeando tener una familia", agrega Carter. "La elección de hacerte las pruebas genéticas es, en última instancia tuya, pero tu asesor genético del cáncer te apoyará a tomar la mejor decisión según tu caso, siempre considerando la salud de tu familia".

Al momento de pensar en esta opción, es importante contactar a tu proveedor de salud y solicitarle una referencia para los servicios de asesoramiento genético, con lo que se podrá evaluar tu riesgo personal y también determinar si las pruebas genéticas son adecuadas para ti.

"Esto es algo que particularmente nos preocupa en las poblaciones minoritarias, porque la investigación ha demostrado que las minorías tienen menor probabilidad de que se les ofrezca una referencia de asesoramiento genético o la opción de pruebas genéticas", dice Carter. "Esto conduce a disparidades en la atención médica y a la incapacidad de empoderar al paciente y a los miembros de la familia para que tomen decisiones de salud informadas por adelantado".

Además, un asesor genético del cáncer también puede ayudarte a comprender el riesgo de cáncer de los miembros de tu familia inmediata, incluidos tus hijos, y así asesorarte con información pertinente sobre tus posibles factores de riesgo.

"Cuando se trata de cáncer hereditario, la información temprana nos ayudará a que actuemos a tiempo. Al consultar con un asesor genético del cáncer, puedes obtener una ayuda invaluable a medida que aprendes sobre tu riesgo y tomas las decisiones que pueden ayudar a reducir este riesgo", finaliza la especialista.

Comparta esta página