Qué hacer cuando el dolor en las articulaciones no responde a los medicamentos

Person sitting with knee pain

Indistintamente de si el dolor de articulación se localiza en la rodilla, la cadera o en otro lugar, éste puede variar de leve a severo. A veces va y viene. Pero una cosa nunca cambia: el dolor crónico en las articulaciones afecta tu calidad de vida y hace que las tareas y actividades cotidianas se sientan como verdaderos obstáculos.

En un principio, se suele usar medicamentos de venta libre para aliviar el dolor en las articulaciones, incluidos los analgésicos, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE), siendo el ibuprofeno y el naproxeno de los principales. También son comunes los analgésicos en ungüento o gel para la piel.

Pero, ¿es este el ángulo correcto para aliviar el dolor articular a largo plazo?

"Si el dolor es severo o persistente y requiere frecuentemente del uso de medicamentos, esto es indicativo de un problema más grande", dice el Dr. John Fackler, cirujano ortopédico del Hospital Houston Methodist. "Es importante consultar un médico en caso de tener tal dolor que conduzca al uso prolongado de analgésicos de venta libre  o de productos para el dolor en las articulaciones".

Qué hacer cuando los medicamentos de venta libre no son suficientes contra el dolor de articulaciones

"Los analgésicos de venta libre pueden proporcionar alivio a corto plazo, pero no tratan la causa del dolor en las articulaciones", explica el Dr. Fackler. "Simplemente reducen o manejan tu percepción del dolor. Esto podría ser bueno en un inicio pero eventualmente te encontrarás con la necesidad de tomar más medicamentos ya que el dolor irá progresando".

El Dr. Fackler enfatiza que no debemos confiar en analgésicos de venta libre por más de una semana, y sobre todo si no se consulta primero al médico.

"Es muy común que se exagere el uso de este tipo de medicamentos, especialmente si no están aliviando adecuadamente el dolor", dice el Dr. Fackler. "Cabe aclarar que estos medicamentos no están destinados al uso de largo plazo. Por ejemplo, el uso frecuente de ibuprofeno y naproxeno puede irritar el estómago, causar acidez estomacal e incluso dañar el estómago, los riñones, el hígado y el corazón".

También es importante asegurarse de que cualquier analgésico que estés tomando no interfiera con otros medicamentos que tomes. Solo tú médico puede ayudar a despejar estas dudas.

Sin duda será mejor consultar con tu médico, en vez de depender de analgésicos durante un período prolongado de tiempo. Así podrás tener un tratamiento basado en la condición específica que está causando tanto dolor.

"Los analgésicos de venta libre son solo una de las muchas herramientas que tenemos en nuestro arsenal para combatir el dolor en las articulaciones", según explica el Dr. Fackler. "En realidad, es mejor recurrir a ellos ocasionalmente, como un complemento a otras terapias más duraderas y seguras contra el dolor".

8 alternativas para aliviar el dolor en las articulaciones

Tomar medicamentos para el dolor en las articulaciones no es la única forma de aliviarnos.

"Hay muchas maneras de abordar el dolor crónico en las articulaciones, y tu médico te guiará por dónde empezar", dice el Dr. Fackler.

Algunas formas alternativas de aliviar el dolor son:

  • Ejercicio y estiramientos
  • Modificación de la dieta
  • Pérdida de peso, en caso de tener sobrepeso
  • Aplicación de calor y frío
  • Fisioterapia
  • Medicamentos recetados para el dolor
  • Medicamentos inyectables
  • Cirugía, incluyendo reemplazo de articulaciones

Por ejemplo, el ejercicio, una dieta saludable y la pérdida de peso pueden ayudar a mejorar la movilidad e inflamación articular, y también a disminuir la presión ejercida sobre las articulaciones. Este conjunto de medidas pueden, sin lugar a dudas, ayudar a aliviar el dolor.

Tu médico también puede recomendarte fisioterapia, con movimientos específicos para fortalecer los músculos alrededor de la parte afectada. Esta es una forma de mejorar el rango de movimiento, que puede ayudar a reducir aún más el dolor y la rigidez en la articulación.

"Dependiendo de la causa subyacente de tu dolor y de los remedios que ya hayas probado, tu médico puede ayudarte a determinar cuáles son los próximos pasos para tratar tu molestia", dice el Dr. Fackler.

Para el dolor articular significativo que no responde a un tratamiento más conservador, se pueden necesitar diferentes métodos.

"Las inyecciones de corticosteroides pueden disminuir el dolor durante varios meses", explica el Dr. Fackler. "Las inyecciones de ácido hialurónico tardan más en funcionar, pero duran seis meses o más. Ambos ayudan a reducir la inflamación que está causando rigidez y molestia en la articulación. También hay algunos tratamientos más nuevos, como las inyecciones de plasma rico en plaquetas (PRP), que también se pueden considerar".

Aún así, si a pesar del tratamiento, notas que el dolor continúa afectando tu vida diaria, es posible que sea hora de optar por opciones más agresivas.

"Mantente en contacto con tu médico y hazle saber si tu molestia en las articulaciones persiste y continúa limitando tu actividad, a pesar del tratamiento", aconseja el Dr. Fackler.

¿Cuándo se necesita una cirugía de reemplazo de articulación para tratar el dolor?

Un reemplazo de cadera o rodilla puede mejorar tu calidad de vida, pero esta decisión no debe  tomarse a la ligera.

"Siempre comenzamos abordando el dolor en las articulaciones de la manera más conservadora, pero la cirugía puede eventualmente ser necesaria si el dolor continúa progresando", dice el Dr. Fackler.

Antes que un reemplazo de articulación, y depende del caso, se puede optar por un procedimiento ambulatorio menor llamado cirugía artroscópica.

"Durante la cirugía de artroscopia, se realizan varias incisiones pequeñas alrededor de la articulación afectada y se utiliza una pequeña cámara y otras herramientas para visualizar y reparar cualquier daño presente", explica el Dr. Fackler. "Esto generalmente implica limpiar y enjuagar la articulación, eliminar el cartílago dañado y el hueso suelto. La recuperación es bastante sencilla y las personas generalmente pueden reanudar sus actividades unos días después".

Sin embargo, la cirugía artroscópica a menudo solo proporciona alivio a corto plazo, y en última instancia puede ser necesario un reemplazo articular.

"El reemplazo de articulaciones puede cambiar la vida de aquellos que sufren de dolor en las articulaciones", dice el Dr. Fackler. "Sin embargo, es una cirugía mayor con un tiempo de recuperación que requiere planificación, por lo que es importante trabajar con tu médico, y así determinar cuándo un reemplazo articular es la opción correcta para ti”.

27 de enero del 2022

 

 

Comparta esta página