Señales de que es hora de visitar a un cardiólogo

Female doctor with patient

Dado que la enfermedad cardíaca sigue siendo la primera causa de muerte en adultos, no hace falta señalar la importancia de cuidar nuestro corazón de manera cada vez más óptima.

Los médicos habitualmente promueven el ejercicio y una dieta saludable, consejos que la mayoría de las personas pueden seguir para reducir riesgos cardíacos. Sin embargo, los daños relacionados al corazón cobran una vida cada 36 segundos en Estados Unidos, siendo esta una razón por la cual visitar a un cardiólogo.

Los especialistas en enfermedades del corazón y vasos sanguíneos administran y evalúan pruebas, manejan los factores de riesgo de los pacientes, determinan los mejores tratamientos y previenen complicaciones.

El Dr. Bindu Chebrolu, cardiólogo del Hospital Houston Methodist, expone los síntomas que justifican una visita inmediata a un cardiólogo. De igual forma explica qué esperar en una primera cita, incluidas las pruebas específicas. El mensaje central del especialista es: casi nunca es demasiado pronto para ver a un cardiólogo.

"Yo diría que cuanto antes, mejor. Nunca querrás esperar demasiado", dice el Dr. Chebrolu.

¿Quién debe programar una cita?

Definitivamente consulta a un cardiólogo si estás presentando:

  • Dolor en el pecho
  • Dificultad para respirar
  • Frecuencia cardíaca anormalmente rápida o lenta
  • Hinchazón en las piernas
  • Mareos o desmayos

"A veces las personas no tienen síntomas tan clásicos como estos. Pero, aun así, se beneficiarían de ver a un cardiólogo porque saben que no están bien. También es bueno saber cómo está nuestra salud cardiovascular", añade el Dr. Chebrolu.

Por ello, el especialista enfatiza que el mejor momento para buscar un cardiólogo debe ser antes de que lleguen los síntomas.

¿Qué factores de riesgo te convierten en candidato?

Es hora de programar una cita si tienes alguno de los siguientes factores de riesgo:

1. Antecedentes familiares de enfermedad cardíaca

Los riesgos de enfermedad cardíaca aumentan cuando hay antecedentes en la familia. Sin embargo, un cardiólogo puede monitorear los factores de peligro, realizar las pruebas de detección necesarias y recomendar intervenciones tempranas, de ser necesarias.

2. Antecedentes de tabaquismo

El hábito del tabaquismo aumenta el riesgo de obstrucciones arteriales y daña las arterias, una causa de enfermedad cardíaca.

3. Diabetes

Los niveles altos de glucosa en la sangre pueden conducir a la enfermedad de las arterias coronarias.

4. Colesterol alto

Un colesterol alto puede causar aterosclerosis, una condición cardíaca donde las arterias estrechadas ralentizan o bloquean el flujo sanguíneo al músculo cardiaco. El resultado puede ser un ataque al corazón.

5. Presión arterial alta

La presión arterial, la fuerza con que la que la sangre fluye contra las paredes arteriales, puede reducir la cantidad de sangre y oxígeno que llega al corazón, cuando existe presión arterial alta. Esto puede originar un ataque cardíaco.

El Dr. Chebrolu recomienda el uso de calculadoras de riesgo de enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD). Puedes conocer una de estas calculadoras en la página del Colegio Americano de Cardiólogos (aquí ).  Esta herramienta estima el riesgo de ASCVD a 10 años.

¿Qué debemos esperar en una cita con un cardiólogo?

Según el Dr. Chebrolu, la primera cita de cardiología incluye una evaluación completa de los síntomas, un análisis de factores de riesgo y una estimación del avance de la enfermedad cardiológica, en caso de haber.

Tu médico de atención primaria ya ha realizado pruebas para conocer tus niveles de colesterol, glucosa y presión arterial. Pero, dependiendo de tu condición, el cardiólogo podría solicitarte diversas pruebas adicionales, como, por ejemplo:

  • Una prueba de esfuerzo cardíaco con ejercicio: determina cómo responde tu corazón cuando trabaja más duro
  • Un electrocardiograma: registra la actividad eléctrica de tu corazón para verificar si hay diferentes afecciones
  • Un ecocardiograma: comprueba cómo las cámaras y válvulas del corazón bombean sangre
  • Una prueba de puntuación de calcio de la arteria coronaria: utiliza la tomografía computarizada (TC) para detectar la placa calcificada en la arteria
  • Una tomografía computarizada o una angiografía coronaria invasiva: ambos usan una moderna máquina de rayos X para producir imágenes del corazón y sus vasos sanguíneos
  • Una resonancia magnética cardíaca: produce imágenes fijas o en movimiento de la sangre que fluye a través del corazón

Según el especialista en cardiología, todos, especialmente aquellos con factores de riesgo, deben hacerse la prueba de puntuación de calcio. Cuanta más evidencia de calcio y engrosamiento se vea en el revestimiento interior de las arterias, mayor será la puntuación. Cuanto más alto sea el puntaje, más probabilidades existen de desarrollar una enfermedad cardíaca, infarto o derrame cerebral.

Esta prueba es muy precisa, ampliamente disponible, no invasiva, reproducible y económica para evaluar el riesgo de ASCVD y los resultados cardiovasculares. Nos ayuda a obtener más información para ayudar en la toma de decisiones sobre la necesidad de medicamentos u otras intervenciones.

Se estima que el 15% de las personas que se supone que están en bajo riesgo, en realidad tienen una cantidad relativamente alta de placa calcificada y, por lo tanto, tienen un mayor índice de probabilidad de un evento cardíaco. Por el contrario, se ha encontrado que alrededor del 30% -50% de los pacientes en las categorías tradicionales de alto riesgo no tienen placa calcificada y, por lo tanto, tienen un menor riesgo, en realidad.

"Esta prueba realmente elimina las conjeturas de la condición de tus arterias, la cantidad de placa en ellas", dice el Dr. Chebrolu. "Está cambiando todo el campo de la cardiología preventiva; realmente es recomendable programar una cita con un cardiólogo”.

"Un cardiólogo solo proporciona una perspectiva adicional, un enfoque en tu salud cardiovascular, en lugar de tu corazón en general", culmina el Dr. Chebrolu. "Te ayudamos a hacer lo que tienes que hacer para prevenir las enfermedades cardiovasculares, que es la preocupación importante para evitar una muerte prematura. Así que una visita al año, o una vez cada dos años, definitivamente vale la pena".

24 de marzo del 2022

Comparta esta página